Ser un docente innovador está a la orden del día. Ayuda a mejorar tanto a nivel profesional como en el aula, por lo que cada vez más profesores y maestros cultivan esta parte.

Un docente innovador no supone solo utilizar herramientas tecnológicas o dispositivos electrónicos, va mucho más allá. Implica mirar alrededor para aprender y desaprender; incluso mirarse a sí mismo, abrir la mente y el corazón.

Además, un docente innovador debe mantener los pies en la tierra para que todo confluya en el aula. Debe soñar y, a la vez, ser realista; debe escuchar a su alumnado para poder poner en práctica metodologías activas y las ideas más innovadoras. Sabemos que no es tan sencillo. Por eso, os dejamos estos cinco tips para ser un docente innovador:

  1. Tu mirada. Es la clave en la creatividad. Deja a un lado los filtros de lo aprendido y de la experiencia y empieza a mirar con ojos de niño y de niña. Es la clave.
  2. Habla de tus ideas con personas que nada tengan que ver con el mundo de la educación. Al no estar condicionadas te será de una utilidad increíble.
  3. Coherencia y sentido común. Todo tiene que estar fundamentado teórica o legislativamente.
  4. Imagina y sueña. Después, plasma por escrito. No te olvides de llevar a cabo ideas reales.
  5. Cierra los ojos y piensa sobre cómo te habrían gustado que fueran tus clases. Ahí tienes otra de las claves.

En La pizarra formamos docentes innovadores, docentes del siglo XXI. En la preparación que realizamos para las oposiciones de maestro y profesor trabajamos metodologías activas y ayudamos a nuestro alumnado a que se empape de esa innovación tan necesaria. Nuestro equipo de preparadores y preparadoras de las oposiciones posee toda la experiencia para que la creatividad, las ideas, el sentido común y la imaginación broten en todos y cada uno de nuestros alumnos y alumnas.

Leave a Reply